Blog

Cómo podemos tratar urgencias dentales en casa si no podemos ir al dentista
24 AGO 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Dependiendo de las circunstancias, muchas personas se ven en la situación de no poder acudir a un odontólogo si tienen algún problema relacionado con su salud bucodental. Para ellos, intentamos dar varios consejos muy útiles para quienes se encuentren en esta situación, explicando qué problemas dentales son aplazables y cómo se pueden solventar en casa de manera temporal.

 

1. Dolor al masticar

Sobre todo, si la aflicción se produce en las piezas posteriores, es decir, en las muelas, es muy probable que se deba a que hay algún alimento incrustado entre los dientes. Lo mejor es usar la seda o un cepillo interproximal para acceder a esa zona y limpiarla.

 

2. Dolor debido a los cambios de temperatura: frío o al calor

Si el dolor se manifiesta en una zona muy localizada, habitualmente el origen está en una caries dental que está avanzando. Si esta molesta sensación desaparece una vez que el estímulo -la comida- ya no está en contacto con el diente, no es necesario acudir a una clínica dental de forma urgente. El consejo es extremar la higiene oral en la zona afectada y usar un enjuague bucal con flúor, pues ayuda a fortalecer el esmalte.

 

3. Dolor sordo difuso no relacionado con frío o masticación

Hablamos de dolor sordo difuso cuando no se manifiesta en una zona concreta, sino en un área más amplia y no se origina por el cambio de temperatura o a la masticación.

En tal caso, es posible que se deba a varios motivos: una infección, por lo que habría que acudir a un dentista para que nos recete antibióticos, pero también puede ser un problema muscular.

En momentos de estrés o ansiedad es habitual apretar los dientes sin ser conscientes de ello, una costumbre conocida como bruxismo. Los fármacos antiinflamatorios pueden ser de mucha ayuda en estos casos.

 

4. Dolor al abrir y cerrar en la zona del carrillo y la oreja

Al igual que en el caso anterior, cuando notamos ciertas complicaciones y molestias al abrir la boca con normalidad, lo más probable es que se trate de un problema relacionado con la articulación temporomandibular.

A modo de remedio casero, podríamos aplicar calor con una bolsa de semillas que se introduce en el microondas dos minutos.

Eso sí, una vez que sea posible, lo más aconsejable es que nos pongamos en manos de un fisioterapeuta que ayude a liberar la tensión de la zona muscular.

 

5. Me sangran las encías, me pican y me huele mal la boca

Estos suelen ser los síntomas más claros de la gingivitis, una enfermedad periodontal que afecta a las encías y está provocada por la acumulación de placa bacteriana y sarro en la boca.

En este supuesto, los odontólogos recomiendan que, para controlar el sangrado, lo mejor es extremar las medidas de higiene, combinando el uso de hilo dental con el cepillo e higienizar bien la zona, aunque sangren. También aconsejan los enjuagues con clorhexidina al 0,12% -de venta en farmacias- durante un minuto dos veces al día durante 2 semanas.

Y una vez que sea posible, es recomendable visitar a un periodoncista.

 

6. Diente o funda rota

Si la rotura está provocando dolor al rozar con la lengua o la mucosa, la recomendación es acudir a una clínica dental.

Pero, en caso contrario, una solución muy eficaz es recurrir a la cera de ortodoncia para cubrir la zona de la corona que está dañando la boca.

Sin embargo, y como medida excepcional en caso de que la cera no haga efecto o si la fractura está afectando a acciones cotidianas como hablar o comer, puedes limar la zona afilada de la funda con una simple lima de uñas que no sea de metal.

 

7. Corona o puente sobre diente descementado

En estos casos, jamás intentes volver a pegar el puente o la corona con pegamento de contactoa. Este tipo de sustancia puede provocar una necrosis en el diente natural sobre el que descansan las fundas y, además, se corre el riesgo de pegarlo mal y que no puedas morder bien.

Lo que sí puede ser una solución temporal es recurrir a fijadores de dentadura (Corega, Kukident...) hasta que sea posible ir a una clínica dental.

 

8. Se me mueve un implante

Un implante está formado por varias partes: el cuerpo que se inserta en el hueso, la corona -que aporta la funcionalidad y estética- y un tornillo que une las dos anteriores.

Lo normal es que la razón por la que una persona nota cierta movilidad en la funda es que esta tercera pieza se ha aflojado ligeramente.

En este sentido, si el movimiento es leve, lo más recomendable es que tengas precaución y evites morder con ese lado, aunque si impide hacer vida normal o comer, es necesario acceder al tornillo para apretarlo. En tal caso, habría que acudir a una clínica dental.

 

9. Sigo con los puntos en boca

Si has tenido, por ejemplo, una extracción reciente de alguna muela y te resulta imposible acudir a tu clínica habitual, no debes preocuparte.

Los puntos de sutura pueden permanecer en la boca durante varias semanas, aunque sí que es conveniente extremar las rutinas de higiene diaria en caso de que no sean reabsorbibles.

En este segundo supuesto, resulta muy beneficioso realizar enjuagues bucales dos veces al día con clorhexidina, una sustancia antiséptica que puedes encontrar en farmacias.

 

10. Se me ha roto mi prótesis removible

Ya sea una prótesis parcial o completa, es importante saber qué hacer en caso de que se fracture. La recomendación en este caso es que se cambie la dieta habitual por una basada en alimentos más blandos hasta que se pueda reparar.

Es preferible que te adaptes a comer de forma diferente durante unos días en lugar de tener que desplazarte a una clínica dental.

Es posible que, cuando se rompe una prótesis, lo primero que pensemos es intentar unir las piezas mediante un pegamento de contacto resistente. Esto es un error y no debe hacerse bajo ningún concepto, pues si se pega incorrectamente, dejará de encajar.

 

11. Me pincha un arco o un bracket

En este caso, la solución es fácil y rápida: basta con usar un poco de cera de ortodoncia, de venta en farmacias. Una vez que la ligadura o el bracket estén cubiertos por este material, dejarán de hacerte daño.

 

12. Se me ha caído un bracket

Si se ha descementado un bracket, hay dos opciones que se pueden hacer en casa: o intentar volver a ponerlo en su sitio o quitarlo del todo para evitar que lo traguemos accidentalmente o que provoque heridas en la boca.

En caso de que sea imposible realizar una cosa u otra, es aconsejable acudir a una clínica dental que ofrezca sus servicios para tratar urgencias dentales.

 

13. A mi hijo se le ha caído su aparato de ortodoncia

En caso de que el bracket se caiga, debido a un golpe o por morder algún alimento excesivamente duro, por ejemplo, lo más aconsejable es que lo dejemos estar. En cuanto podamos, acudiremos a nuestro ortodoncista para que vuelva a cementarlo adecuadamente.

 

Posteado en: Clinica M&M
Todo lo que debes saber sobre las enfermedades periodontales
5 AGO 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

¿A qué nos referimos con la enfermedad periodontal?

Formalmente, la periodoncia es el área de la Odontología que se encarga del estudio, prevención y tratamiento de aquellas patologías que afectan a los tejidos que protegen, rodean y sujetan los dientes: encía, hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular.

Las lesiones periodontales se producen por la acumulación de bacterias, que ocasionan alteraciones del periodonto. Si no son tratadas, estas dolencias avanzan progresivamente, pudiendo provocar la caída de los dientes y diversas afecciones en nuestro organismo.

 

Más concretamente

La enfermedad periodontal es una patología crónica, que abarca brotes con una sintomatología mínima y puede conducir a la pérdida de soporte de sujeción de los dientes, es decir, a la destrucción de las encías y el hueso que sujeta los dientes.

Una mejor formación odontológica en el ámbito de la prevención, así como una mayor concienciación y educación de la sociedad sobre lo que es la enfermedad periodontal y las medidas básicas de higiene oral se consideran esenciales para prevenir las patologías periodontales y frenar el creciente problema que suponen estas enfermedades.

 

Se dan dos tipos de enfermedades periodontales

• Gingivitis. Se trata de la fase inicial de la enfermedad periodontal, que se produce por la acumulación de placa bacteriana. La placa está compuesta por bacterias y residuos que se adhieren a los dientes. De no ser eliminada correctamente, se transforma en sarro, que irrita e inflama las encías. Los síntomas más frecuentes son el enrojecimiento de la zona y el sangrado de las encías. La gingivitis es una afección reversible, pero si no es tratada adecuadamente, podría avanzar y convertirse en periodontitis.

La gingivitis es una afección reversible, pero si no es tratada adecuadamente, podría avanzar y convertirse en periodontitis.

• Periodontitis. Es una enfermedad periodontal grave e irreversible, que afecta a entre un 15% y un 20% de los adultos de entre 35 y 44 años, según la Organización Mundial de la Salud. Esta patología, a diferencia de la gingivitis, se caracteriza por la pérdida estructural del aparato de inserción. La periodontitis es el motivo principal de la caída dental en los adultos. Este trastorno no es común en los niños, pero su presencia se incrementa durante la adolescencia.

 

Relación entre la enfermedad periodontal y las enfermedades sistémicas

Múltiples estudios han revelado la asociación existente entre enfermedad periodontal y alteraciones cardiovasculares. Algunas de las dolencias con las que se relaciona la enfermedad periodontal y el sistema cardiovascular (SCV) son: endocarditis bacteriana, infarto del miocardio, cardiopatía isquémica, trombosis, insuficiencia coronaria y venas varicosas.

Se ha planteado que los microorganismos de la enfermedad periodontal provocan la inflamación del endocardio cuando pasan al torrente sanguíneo y se alojan en válvulas anómalas del corazón y en tejidos cardíacos previamente dañados.

La relación entre la enfermedad periodontal y las afecciones respiratorias se establece cuando se ha producido un fallo en los mecanismos de defensa.

Las enfermedades más frecuentemente relacionadas son: neumonía bacteriana, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y abscesos pulmonares.

La aspiración de bacterias se produce cuando bacterias gramnegativas de las bolsas periodontales penetran y se extienden por el tracto respiratorio bajo hasta llegar al pulmón.

La diabetes mellitus es otra de las enfermedades relacionadas con las dolencias periodontales, existiendo una relación directa entre ambas, ya que guardan actores genéticos, y alteraciones microbiológicas e inmunológicas en común. La principal evidencia es que la glucemia se estabiliza después del tratamiento periodontal y la enfermedad periodontal desestabiliza la glicemia.

También se asocian las enfermedades de las encías con afecciones renales, trastornos cerebrovasculares y determinadas complicaciones del embarazo, como un parto prematuro y bajo peso al nacer.

 

Factores de riesgo de la enfermedad periodontal

Si ya conoces qué es la enfermedad periodontal, debes saber también sus factores de riesgo para prevenir esta patología.

El estilo de vida puede convertirse en un factor de riesgo para la salud periodontal debido al consumo de alimentos inadecuados, a la falta de ejercicio, el consumo de alcohol y a otras sustancias.

El tabaquismo es el factor de riesgo principal, que afecta a la prevalencia y progresión de las periodontitis e interfiere con la cicatrización de los tejidos. Puede ser un factor etiológico directo en la progresión de una lesión estable de gingivitis a una enfermedad destructiva.

Otro de los motivos por los que aparece la enfermedad periodontal es la predisposición genética. El genotipo tiene un papel importante en la susceptibilidad a la periodontitis. El riesgo de pérdida dental es significativamente alto si se combina con el consumo de tabaco.

Seguir una inadecuada higiene oral es otro de los factores de riesgo más extendidos. El apiñamiento dental y otros problemas de malposición dentaria pueden dificultar la realización de una completa limpieza oral diaria, provocando un alto riesgo de padecer patologías periodontales.

 

Embarazo y enfermedad periodontal

Las variaciones hormonales que experimentan las mujeres durante la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia, en la terapia de reemplazo hormonal y en el uso de anticonceptivos orales producen cambios significativos a nivel del periodonto, especialmente si existe inflamación gingival provocada por placa bacteriana preexistente.

La gingivitis del embarazo es muy común y afecta a entre un 60-75% de las mujeres embarazadas. Los signos de la enfermedad comienzan durante el segundo mes de gestación y alcanzan su pico máximo en el octavo mes.

Estos problemas orales se han relacionado con el peso bajo del bebé y el nacimiento prematuro. Las mujeres embarazadas deben someterse al tratamiento inmediato de la enfermedad periodontal para reducir el riesgo de complicaciones prenatales y postnatales.

 

Tratamiento de las enfermedades de las encías

El tratamiento de las enfermedades periodontales varía en función del estado de avance de la patología. El dentista se encargará de realizar una evaluación y pautar el plan de tratamiento más indicado.

Si la enfermedad se encuentra en un periodo inicial, es necesario eliminar las bacterias acumuladas mediante una profilaxis profesional, realizada por profesionales como el dentista o el higienista dental.

En el caso de la periodontitis, el tratamiento suele organizarse en dos fases. En la fase básica se eliminan las bacterias periodontales mediante el raspado y alisado radicular. En enfermedades cuyo estado es más grave se considerará acceder a las bolsas periodontales profundas realizando una cirugía periodontal. A veces, en este tipo de fases se aplican técnicas de regeneración ósea. Si las encías están muy retraídas puede llevarse a cabo una cirugía periodontal con injertos para cubrir la parte que se ha perdido tras su deterioro.

Es necesario instruir a los pacientes sobre qué es la enfermedad periodontal para que adquieran hábitos de higiene oral adecuados, abandonen el hábito del tabaco y puedan prevenir que la afección periodontal vuelva a manifestarse.

 

Posteado en: Clinica M&M
Ortodoncia lingual, la mejor alternativa a la ortodoncia Invisalign
15 JUL 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

La ortodoncia Invisalign es la opción más demandada

La ortodoncia Invisalign es la opción más demandada cuando se busca una ortodoncia invisible, pero su elevado precio hace que la ortodoncia lingual sea una opción cada vez más valorada por su precio más económico y sus excelentes resultados.

Cuando alguien quiere someterte a un tratamiento de ortodoncia, lo más habitual es preferir una ortodoncia transparente al tradicional aparato de brackets, ya que la primera puede pasar mucho más desapercibida para la vista y hará que te sientas mucho más cómodo; mientras que la presencia del segundo será notable, lo que en muchos casos puede generar complejos estéticos.

El problema es que la ortodoncia Invisalign, que es la opción más habitual cuando se busca una ortodoncia invisible, tiene un precio bastante elevado que no todo el mundo se puede permitir, lo que hace que se tengan que buscar otras alternativas.

Y sin duda, la mejor alternativa al Invisalign es la ortodoncia lingual, tal y como aseguran algunos expertos ortodoncistas.

 

¿Qué es la ortodoncia lingual y por qué es una buena alternativa?

La ortodoncia lingual es una ortodoncia invisible en la que los brackets van colocados en la parte interna de los dientes, lo que hace que pasen totalmente desapercibidos para la vista.

Podríamos decir que se trata de un aparato de ortodoncia de brackets invisible, ya que combina ambos tipos, lo que hace que su precio sea mucho más económico que el de la ortodoncia Invisalign, donde se fabrican unas férulas a medida del cliente, que además son totalmente extraíbles.

Y aunque pueda resultar algo más incómodo de llevar, la ortodoncia lingual es la única que es totalmente invisible, ya que los brackets son imposibles de detectar a simple vista; mientras que en el Invisalign, aunque son transparentes, las férulas sí son ligeramente visibles, especialmente si no se cuidan correctamente.

También hay que destacar que la ortodoncia lingual no daña en absoluto el esmalte de la parte externa de los dientes, que además es la parte visible, ya que al ir colocados en la parte interna, los brackets no llegan a tocar esta parte en ningún momento. Además, por lo general, un tratamiento con aparatos linguales es uno de los más precisos, lo que se traduce en poder realizar movimientos mucho más eficaces.

 

¿Cuándo llevar ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual en Valladolid es apta para corregir cualquier problema bucodental como la mordida abierta o cruzada, el apiñamiento, la sobremordida o cualquier otro problema de oclusión.

La elección entre ortodoncia lingual y otro tratamiento dependerá del paciente, pero es una de las dos mejores opciones de ortodoncia invisible, junto al Invisalign, que como ya hemos comentado, es más cómodo, pero es visible a distancias cortas y su precio es más elevado. Por ello la elección dependerá de las prioridades que tenga el paciente y del presupuesto, principalmente.

 

¿Son molestos los brackets linguales?

Es cierto que los primeros días tras su colocación, los brackets linguales resultarán molestos, creando dificultades para el habla y para poder comer, pero una vez el paciente se haya acostumbrado, resultarán muy cómodos. Por lo general, la mayoría de pacientes necesitan entre dos y tres semanas para adaptarse.

Además los brackets linguales se hacen a medida del paciente, tienen un tamaño reducido y son de perfil bajo, lo que facilita su adaptación a la boca del paciente, hasta el punto de llegar a pasar totalmente desapercibidos.

En definitiva, la ortodoncia lingual es la mejor alternativa a la ortodoncia Invisalign, y tiene como sus principales ventajas, su precio más económico, que es totalmente invisible incluso a distancias cortas, y que una vez colocada no necesita mantenimiento ni renovación.

Pero como siempre, todo dependerá de las necesidades de cada paciente, ya que cada tipo de ortodoncia tiene sus pros y sus contras.

 

Posteado en: Clinica M&M
La ortodoncia en pacientes adultos
29 JUN 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

¿A mi edad con aparato?

El tratamiento de ortodoncia en adultos es cada vez más común en nuestro país. De hecho, cerca del 50% de los pacientes están en la franja de edad entre 25 y 40 años. Los motivos de los pacientes para someterse a estos tratamientos son principalmente estéticos, pero los beneficios para su salud bucodental es mayor de lo que creen.

Muchas veces, los tratamientos de ortodoncia en adultos suponen una elevada complejidad, que sumado a las particularidades propias de cada persona, hace que la duración del tratamiento sea diferente para cada caso. Normalmente, la ortodoncia en adultos dura entre 18 meses y tres años.

Existen 4 grupos de adultos que reciben el tratamiento de ortodoncia:

• Pacientes que no recibieron el tratamiento cuando eran jóvenes por falta de recursos económicos o porque su problema nunca fue detectado.

• Pacientes cuyos dientes y encías se han modificado por los cambios naturales a lo largo de los años.

• Pacientes que requieren un tratamiento de ortodoncia previo a tratamientos rehabilitadores, como implantes o coronas.

• Pacientes con enfermedades periodontales, cuyos dientes se han desplazado.

 

Por qué ponerse una ortodoncia en la edad adulta

Más allá de criterios estéticos, los problemas de dientes mal alineados y maloclusiones, pueden generar desgastes en piezas dentales y problemas de mandíbula que se acentúan con la edad. Por lo tanto, nunca es tarde para corregir estos problemas y disfrutar de una boca sana.

Los principales problemas que corrige una ortodoncia son:

• Apiñamiento: los dientes están mal alineados o mal posicionados. Esto afecta a la mordida y es estéticamente indeseable.

• Estrechez del paladar: se generan problemas funcionales y de ubicación de las piezas dentales.

• Sobremordida: los dientes superiores ocultan a los inferiores.

• Mordida abierta: los incisivos superiores e inferiores no entran en contacto y la mordida recae en los dientes premolares y molares.

• Espacios dentales: diastemas que aparecen si faltan dientes o son muy pequeños.

• Mordida cruzada: los dientes superiores encajan en la parte de dentro de los inferiores.

 

Tipos de ortodoncia

Dentro de los diferentes tratamientos de ortodoncia, hay dos tipos principales: las ortodoncias con brackets (también llamadas convencionales) y las ortodoncias «invisibles». Los pacientes adultos eligen mayoritariamente los segundos, ya que generan menos molestias y estéticamente pasan desapercibidos.

En las ortodoncias con brackets, encontramos los brackets tradicionales metálicos, unidos por arcos y ligaduras. No son los más cómodos ni estéticos, pero sí suelen ser los más económicos. Un modelo más actual y estéticamente mejor es el de los brackets de zafiro. Son de cristal transparente y se adaptan al color del diente del paciente. Además no se tiñen con el color de las comidas y están más pulidos que los tradicionales, con lo que rozan la boca mucho menos y son más cómodos.

La opción más rápida es la ortodoncia con brackets autoligables. No lleva ligaduras (ni gomitas), ya que los brackets disponen de un anclaje que agarra el arco de alambre y permite que los dientes de muevan más rápidamente.

En las «ortodoncias invisibles», contamos con las férulas transparentes, que se fabrican a medida para cada paciente. Se modifican cada quince días y son removibles, permitiendo al paciente comer y limpiarse los dientes. Es una opción higiénica y cómoda, pero también más cara.

La ortodoncia lingual es otra opción estética y también muy precisa, pero requiere de una técnica muy depurada. Está compuesta por brackets que se colocan en la cara interna de los dientes. Estos brackets son muy finos y no generan apenas molestias. Además, esta ortodoncia permite la limpieza profunda de la boca y es muy rápida en conseguir los resultados deseados.

 

Posteado en: Clinica M&M
La ortodoncia ayuda a tener menor desgaste dental
15 JUN 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Ortodoncistas recuerdan que un tratamiento de ortodoncia ayuda a tener menor desgaste dental

La Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) ha recordado que someterse a un tratamiento de ortodoncia ayuda a tener menos desgaste dental, debido a que «cuando las piezas no coinciden correctamente en el cierre, chocan las partes sobresalientes al apretar los dientes».

Con el tiempo, dicho roce «va limando la superficie de estas piezas dentales y acelera su rotura y agrietamiento, lo que favorece la aparición de caries e infecciones», han asegurado.

«Nunca se puede perder de vista que la ortodoncia es una disciplina sanitaria y que uno de sus principales objetivos es mejorar la salud de la boca y su función», ha recordado el presidente de la sociedad.

A su vez, los ortodoncistas han puesto en relieve que la ortodoncia ayuda a tener unas «encías más sanas», pues «aunque no todo el mundo es consciente de ello, el sangrado e inflamación de las encías es un problema de salud importante, ya que la periodontitis se asocia con distintas enfermedades muy graves y potencialmente mortales como pueden ser las cardiovasculares, distintos tipos de cáncer y diabetes».

Así, han asegurado que «la ortodoncia alinea los dientes, con lo que es más fácil limpiarlos correctamente y evitar esa acumulación de placa, compuesta fundamentalmente de bacterias y residuos de alimentos acumulados, que puede provocar la inflamación».

También, la ortodoncia disminuye el riesgo de caries, ya que «si los dientes no están correctamente alineados y hay zonas inaccesibles para los filamentos del cepillo y de la seda dental, aunque se realice una correcta higiene dental después de cada comida, es muy posible que se acumule placa dental e incluso restos de alimentos entre los dientes que podrían favorecer la formación de caries», han señalado.

Mejora la mordida, han asegurado, y además «un buen encaje de la mandíbula y de la maxila permite que los músculos se contraigan sin sobrecargas, ni excesos de fuerza y sin que se resienta el cartílago de la articulación que une las dos partes de la mandíbula».

Y han explicado que, cuando dientes y muelas inferiores y superiores no coinciden y hay una mala oclusión, el músculo masetero se sobrecarga y deriva la tensión, tanto al cartílago, que se desgasta produciendo dolor y dislocaciones, como al trapecio.

Todo esto puede provocar contracturas en la parte alta de la espalda, llegando incluso el dolor a cuello, oídos o cabeza; así «al mejorar la oclusión mediante la ortodoncia se distribuye el esfuerzo del encaje entre todas las piezas evitando estos efectos secundarios».

Otra consecuencia asociada de una buena oclusión es «la mejora en las digestiones, ya que una mordida más eficaz hace que se mastiquen mejor los alimentos, con lo que llegan al estómago más triturados, se optimiza su aprovechamiento y se digieren mejor», han aclarado.

Por último, han asegurado que mejora el estado de animo. «En la mayoría de los casos, conforme progresa el tratamiento, observamos incluso que los pacientes se arreglan más, se cuidan y cambian de actitud ante la vida.

 

Posteado en: Clinica M&M
Las alergias primaverales afectan a la salud bucodental
1 JUN 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

El dolor de dientes y la sequedad bucal se muestran como los principales síntomas entre los alérgicos

La llegada de la primavera y las alergias a esta estación puede también suponer un problema para la salud bucodental. Según los datos aportados por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), esta primavera registrará niveles muy altos de pólenes en la mayoría del territorio español. De hecho, en los últimos años las alergias comienzan a notarse con mayor crudeza. La sequedad de la boca y el dolor de dientes son dos de los síntomas más comunes que padecen los alérgicos, ya que, aunque no se suele saber, las alergias primaverales también afectan a la salud bucodental.

Aunque la boca no se presenta como una prioridad cuando comienza la temporada de las alergias, es cierto que se ve resentida. Por ejemplo, con dolor de dientes, provocados principalmente porque el dolor sinusal es un síntoma común del sistema inmunológico cuando lucha contra el polen o el polvo. Los espacios huecos de su cabeza se llenan de moco, lo que le produce dolores en su rostro. Los senos maxilares, los mayores del rostro, se ubican sobre la boca. Cuando estos senos hacen presión, pueden empujar las raíces de los molares superiores. Así, se padece sensibilidad al frío y al calor o dolores que se desplazan cuando uno se sienta, se levanta o se acuesta.

Ahora bien, lo curioso de este tema es la poca evidencia científica que hay y que, sin embargo, es recurrente en un gran número de webs del mundo.

En este sentido, los expertos de SEPA consideran algunos aspectos que sí están definidos. En primer lugar, la rinitis alérgica es un culpable común, según la Fundación de Asma y Alergia de América (AAFA), de la congestión de la cavidad sinusal. «Cuando tus conductos nasales están bloqueados, te ves obligado a respirar por la boca más de lo normal. Los tejidos de su boca se resecan por el contacto constante con el aire y la presencia de bacterias». De eta forma, señalan, «la falta de líquidos que acompaña a la rinitis alérgica puede hacer que se esté levemente deshidratado».

Los antihistamínicos para tratar las alergias, son una causa conocida de sequedad en la boca

Asimismo, los antihistamínicos, fármacos recomendados por médicos y farmacéuticos para tratar las alergias, son una causa conocida de sequedad en la boca. «Esto también puede provocar que algunos dolores dentales se manifiesten más».

La alergia es inevitable y sus síntomas solo pueden intentar controlarse acudiendo al médico especialista que sepa recetarnos un tratamiento eficaz para sobrellevar este período. En materia de salud bucodental, los especialistas recomiendan:

 

Consejos

Hidratación. Beber mucha agua para mantener la boca y el cuerpo hidratados. Esto no solo puede contrarrestar los efectos de boca seca, sino que además ayuda a que su cuerpo elimine el exceso de moco.

Gárgaras con agua salada. Disolver una cucharada de sal en un vaso de agua tibia. Hacer gárgaras y escupir hasta eliminar toda el agua. La sal puede ayudar a eliminar el moco de sus senos, aliviando los síntomas.

Cepillado y uso del hilo dental. El cepillado y uso del hilo dental regulares son especialmente importantes cuando tiene la boca seca, por lo tanto, hay que asegurarse de cepillarse, como mínimo, dos veces al día y de usar hilo dental al menos una vez en el día.

Trate sus alergias. Controlar sus alergias puede ayudar a reducir el impacto que tienen sus síntomas en la boca. Es imprescindible visitar al médico para cualquier consulta.

Consulte con su dentista. Mantener las consultas odontológicas programadas. Si se sintiese dolor de dientes, es necesario decírselo al especialista. El dentista sabrá si la causa es la alergia u otra cosa.

La salud bucal es clave para el bienestar de una persona y es básica para gozar de una buena calidad de vida. La boca es uno de los focos principales por lo que se generan diferentes enfermedades: cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otros trastornos que limitan la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar de la persona afectada, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.

 

Posteado en: Clinica M&M
¿En qué consiste la psoriasis bucal?
20 MAY 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

La psoriasis bucal es una rara afección dermatológica considerada como una enfermedad crónica frecuente en personas de origen caucásico. Las manifestaciones bucales de psoriasis son poco frecuentes y pueden verse en diferentes formas tal como eritemas difusos de la mucosa o paladar.

 

Una enfermedad inflamatoria cutánea crónica

El diagnóstico de la psoriasis bucal plantea problemas porque no es posible hacer una distinción histológica entre la psoriasis bucal y otras enfermedades orales como la lengua geográfica. Sin embargo, existen evidencias de la relación directa entre los síntomas orales que suelen aparecen cuando hay psoriasis en su forma activa en el paciente por lo que si el paciente está diagnosticado de psoriasis el odontólogo tendrá más facilidades para enfocar su diagnóstico. Por otro lado, los antecedentes e historial médico del paciente así como el estudio y análisis de las lesiones son una buena forma de diagnosticar la psoriasis bucal.

 

Tratamientos de la psoriasis bucal

Algunos tratamientos efectivos disponibles para tratar la psoriasis bucal son :

• Tratamientos biológicos. Algunos de estos tratamientos están en fase experimental y se basan en proteínas cuyo mecanismo de acción es el bloqueo del sistema inmunológico.

• Tratamientos tópicos. Este tratamiento se suele usar combinado con los orales y normalmente son la primera línea de tratamiento. Suelen contener aloe vera, jojoba, capsaicina o zinc por lo que ayudan a aliviar algunos síntomas como el picor o la descamación.

Una de las premisas en el diagnóstico de la psoriasis bucal que el odontólogo tiene que tener presente, y que ha de explicar al paciente, es que los síntomas bucales no son contagiosos ya que se deben al mismo proceso autoinmune de la psoriasis generalizada. Otras consideraciones generales están relacionadas con el hecho que muchos pacientes diagnosticados con la psoriasis bucal pueden padecer mayor destrucción periodontal.

Por tanto se deben aplicar los tratamientos odontológicos adecuados y apoyados en cada caso a los indicados por el dermatólogo.

 

Posteado en: Clinica M&M
Cepillo de dientes eléctrico. ¿Pero cuál elijo? sónico o rotatorio
6 MAY 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Cepillarnos los dientes es el camino correcto para tener piezas dentales sanas y una buena salud bucal. El odontólogo nos indica que se deben cepillar los dientes de arriba hacia abajo y los que se ubican abajo, se debe hacer en dirección hacia arriba. Una práctica que realizamos todos los días de nuestras vidas, al menos 2 y 3 veces, por lo que siempre es necesario renovar el cepillo. Aunque hacer esta actividad no genera cansancio, cambiar el instrumento tradicional por uno eléctrico resulta algo más cómodo. En el mercado existen varios tipos, así que veamos cómo funciona cada uno para decidirnos por el mejor.

 

Los mejores cepillos de dientes eléctricos

Los cepillos de dientes eléctricos son herramientas tecnológicas que nos ayudan a mejorar, y hasta perfeccionar, el mantenimiento de nuestras piezas dentales empleando el menor esfuerzo posible en un tiempo reducido.

Aunque estos instrumentos datan de algunas década atrás, a través de los años, los fabricantes se han tomado la tarea de modernizarlos, haciéndolos más resistentes y livianos, y añadiéndoles funciones que hacen mucho más efectivo su trabajo.

En la actualidad existen dos tipos: sónicos y giratorios, los cuales se debaten el primer lugar en el mercado. Para conocer más sobre cepillos eléctricos en Aparatos inteligentes podemos encontrar los mejores cepillos eléctricos de dientes, con opiniones y comparativas que nos ayudarán a elegir el más indicado para tratar nuestros dientes.

No siempre el cepillo más bonito es el conveniente, antes de decidir cuál comprar, primero debemos conocer sus especificaciones y analizar si será capaz de cubrir nuestros requerimientos de higiene dental.

 

Cepillo eléctrico sónico

En el caso de los cepillos eléctricos sónicos tienen la particularidad de crear ondas de presión, las cuales resultan de la mezcla de tres elementos: saliva, agua y el dentífrico. Con un alcance superior al de cualquier cerda de cepillo dental.

Esta tecnología emite vibraciones acústicas de un máximo de 31 mil movimientos por minuto, que se traducen en mayor efectividad en el cepillado. Además, sus cabezales se mueven en alta frecuencia, permitiendo remover residuos de lugares inimaginables en nuestra boca.

Esta tecnología es superior a la de otros cepillos debido a la combinación de movimientos mecánicos y de vibraciones acústicas que emplea, lo cual se traduce en una doble acción de limpieza. Y gracias a esa dinámica elimina la suciedad que se almacena en la línea de las encías.

Desde su lanzamiento los cepillos eléctricos sónicos se han convertido en los favoritos de las personas con ortodoncia, ya que limpian por debajo de los brackets, y además, elimina la placa y el esmalte.

Tienen cerdas de diferentes texturas y tamaños, brindando al cepillado diferentes grados de dureza que hacen posible la desaparición de las manchas.

Y son silenciosos, así que no generan el estrés que puede ocasionar el ruido de los cepillos rotativos. Como si fuera poco, tienen temporizador e indicador del estado de la batería, haciendo posible la administración del tiempo de cepillado.

 

Cepillos eléctricos rotatorios

Por otro lado tenemos a los cepillos eléctricos rotatorios pioneros en esta categoría. Primero compitieron con los tradicionales y ahora se miden con los sónicos. Pero a pesar de sus años no dejan de sorprendernos.

Los cepillos de dientes rotatorios tienen un brazo que se mueve de adelante hacia atrás, con un cabezal que rota entre 5 mil y 8 mil veces por minuto, haciendo mucho más fácil el cepillado. Su cabezal es redondo e intercambiable, ofreciendo comodidad y practicidad cuando se trata de remover residuos en las zonas de difícil acceso. Algunos cabezales tienen cerdas pintadas de un determinado color, que al ir desapareciendo indica cuando debe ser sustituido por uno nuevo.

La mayoría de los modelos rotativos utilizan baterías recargables, las cuales con una sola carga pueden funcionar hasta 15 días continuos, evitando cepillados sin concluir porque se queden sin energía.

Además el cuerpo es de una extensión lo suficientemente larga para llevar el cabezal hasta cualquier parte de la cavidad bucal, logrando eliminar el sarro y la placa bacteriana de manera permanente, gracias a su acción rotatoria continua.

Debido a todas estas virtudes, los cepillos eléctricos rotatorios son recomendados para personas con limitaciones físicas, artritis y síndrome del túnel carpiano, ya que evitan el movimiento constante de la muñeca y hacen posible que el cepillado se realice en un corto tiempo.

 

Científicamente comprobado

Los cepillos eléctricos, en sus versiones sónico y rotatorio, tienen la capacidad de realizar una limpieza profunda en la cavidad bucal, así como de reducir la placa y la gingivitis que se forman con rapidez en los dientes y encías. Para determinar cuál es el mejor, los científicos han hecho comparaciones y han evaluado los resultados.

Uno de estos estudios consistió en elegir a un grupo de personas con problemas de placa y gingivitis, el cual a su vez, se dividió en dos grupos. A cada uno de los miembros del primero le entregaron un cepillo eléctrico rotatorio y la distribución fue la misma para el segundo, con la diferencia de que recibieron un cepillo sónico.

Durante un tiempo determinado, estas personas cepillaron sus dientes con la herramienta indicada, y al finalizar la prueba, los resultados fueron los siguientes: el grupo A superó al grupo B, pues alcanzó un porcentaje superior en la reducción de la placa y la gingivitis.

Aunque estos resultados señalan a los cepillos rotatorios como superiores, los sónicos tienen una acción más efectiva en otras áreas, por lo que estos resultados podrían ser reversibles si los parámetros de evaluación variaran.

La decisión es exclusiva del usuario, aquí sólo encontrará los aspectos que le ayudarán a formar su propia opinión.

 

Además podemos añadir otros complementos para que la limpieza sea total

A lo largo de este artículo hemos visto los beneficios que nos brindan los cepillos eléctricos rotatorios y sónicos, durante y después del cepillado. Sin embargo, los especialistas recomiendan el uso de otros elementos para completar la limpieza, pues ningún cepillo es capaz de eliminar en su totalidad los restos que se almacenan entre los dientes.

Por tal motivo, después del cepillado debemos pasar hilo dental encerado entre los dientes, pues es el único que elimina los alimentos que se esconden en esa parte de la boca. Cabe recordar que si no son removidos producen las antiestéticas y molestas caries.

Seguidamente, aplicar enjuague bucal y dejar que se reparta por toda la boca, lo que será el cierre de un cepillado magistral, ya que no sólo tendremos una boca realmente limpia, sino un aliento fresco.

Los cepillos dentales rotatorios parecen ser más eficaces que los sónicos, según el estudio

Posteado en: Clinica M&M
La periodontitis puede ser el origen de la artritis reumatoide
27 ABR 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

La periodontitis se asocia a un mayor riesgo de enfermedades muy graves

La periodontitis o ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como ‘piorrea’, es una patología fundamentalmente caracterizada por una inflamación y sangrado de las encías. Una periodontitis que, además de causar la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por ende, de provocar la pérdida de los dientes, se asocia a un mayor riesgo de enfermedades muy graves y potencialmente mortales, caso sobre todo de las cardiovasculares y de distintos tipos de cáncer. Y asimismo, de la artritis reumatoide. De hecho, distintos estudios han sugerido que, en realidad, la periodontitis desencadena la aparición de la artritis reumatoide. Pero, ¿de verdad existe una relación ‘causa y efecto’ entre la enfermedad de las encías y la artritis? Pues según un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Leeds (Reino Unido), parece que sí.

Como explica el director de esta investigación presentada en el marco de la Reunión Anual de la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) celebrada en Ámsterdam (Países Bajos), «se ha demostrado que los anticuerpos asociados a la artritis reumatoide, caso de los anticuerpos frente a las proteínas citrulinadas, se encuentran presentes mucho antes de que haya cualquier evidencia de daño articular. Una realidad que sugiere que el origen de estos anticuerpos procede de un lugar fuera de las articulaciones».

 

¿Relación causal?

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que, caracterizada fundamentalmente por el dolor y la degeneración progresiva de las articulaciones, padecen más de 200.000 personas en nuestro país –sobre todo mayores de 40 años y, en tres de cada cuatro casos, mujeres–. Una patología que, asimismo, se engloba en las denominadas ‘enfermedades autoinmunes’, esto es, en las que el sistema inmunitario ataca al propio organismo –en este caso concreto, a las articulaciones–. Pero aún hay más: los procesos inflamatorios de la artritis reumatoide también afectan a otros órganos del cuerpo, como el corazón o los pulmones. Sin embargo, y como ocurre con la inmensa mayoría, sino todas, de las enfermedades autoinmunes, aún se desconoce la causa que desencadena su aparición.

En este contexto, es bien sabido que los pacientes con artritis reumatoide tienen una mayor prevalencia de periodontitis. La razón se explica porque la autoinmunidad en la artritis reumatoide está caracterizada por la presencia de anticuerpos frente a proteínas citrulinadas. Y por lo que se sabe hasta ahora, el único patógeno humano capaz de expresar una enzima que genere proteínas citrulinadas es ‘Porphyromonas gingivalis’, bacteria que habita la cavidad oral y que es responsable de la aparición de la enfermedad de las encías. Tal es así que numerosos investigadores han pensado que la propia periodontitis podría encontrarse detrás de la autoinmunidad que da lugar a la artritis reumatoide.

El estudio es el primero en describir la abundancia de bacterias periodontales en los individuos en riesgo de artritis reumatoide

Para evaluar esta posibilidad, los autores contaron con la participación de 48 personas en riesgo de padecer artritis reumatoide –esto es, con test positivos de anticuerpos frente a proteínas citrulinadas y síntomas musculoesqueléticos, pero sin inflamación de las membranas que recubren las articulaciones (sinovitis), por lo que aún no han desarrollado la enfermedad– y de 32 individuos ‘sanos’ –el consabido ‘grupo control’–. Y lo que hicieron es someterlos a un exhaustivo examen bucodental y a una evaluación de tres bacterias presentes en la placa dental –‘P. gingivalis’, ‘Aggregatibacter actinomycetemcomitans’ y ‘Filifactor Alocis’.

Los resultados mostraron que, comparados frente a los incluidos en el grupo control, los participantes en riesgo de desarrollo de artritis reumatoide tuvieron una mayor incidencia de periodontitis –73% frente a 38%–. Además, la presencia de bolsas o espacios infecciosos ‘profundos’ que aparecen en las encías junto a las piezas dentales, signo comúnmente empleado para el diagnóstico clínico de la periodontitis, fue significativamente superior en las personas en riesgo de artritis. También los episodios de sangrado en las encías.

Es más; la presencia de ‘P. gingivalis’ y de ‘A. actinomycetemcomitans’, pero no de ‘F. Alocis’, fue notablemente superior en los individuos en alto riesgo. Un aspecto muy a tener en cuenta dado que ‘P. gingivalis’ y ‘A. actinomycetemcomitans’ son bacterias bien conocidas por su papel en la aparición de la periodontitis –lo que, sin embargo, también ocurre con ‘F. Alocis’.

 

Más allá de las encías

La sospecha de la existencia de una posible relación entre la salud de las encías y la artritis reumatoide no es, ni mucho menos, nueva. De hecho, uno de los tratamientos para la artritis reumatoide que se empleaba en las primeras décadas del pasado siglo XX consistía, simple y directamente, en la extracción de todas las piezas dentales. Pero, evidentemente, no funcionaba –o aún existiría la tentación de seguir practicándolo–. Pero a la luz de las nuevas evidencias, parece que tampoco iban tan ‘sumamente desencaminados’.

Como concluyen los autores, «nuestro estudio es el primero en describir la periodontitis clínica y la abundancia relativa de bacterias periodontales en los individuos en riesgo de artritis reumatoide. Así, nuestros resultados refuerzan la hipótesis de que la inflamación local en la superficie de las mucosas, como serían las encías en este caso, puede ser el desencadenante principal para la autoinmunidad sistémica observada en la artritis reumatoide».

Posteado en: Clinica M&M
Los únicos cuatro casos por los que se puede ir al dentista durante el confinamiento
14 ABR 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

...Y aun en caso de urgencia, mejor ¡llama antes de ir!

«Trabajamos infinitamente más cerca del metro de distancia que hay que mantener con las personas. Además lo hacemos en la boca, en contacto con saliva y otras mucosas. Si un paciente tiene coronavirus y nos tose, el peligro es mucho mayor», explica el portavoz del Colegio de Odontólogos de Madrid. Por si fuera poco, el desabastecimiento de material sanitario también les afecta. «Es difícil encontrar EPI (Equipos de Protección Individual), el mercado está saturado y muchos hemos donado los nuestros al personal sanitario de los hospitales, que los necesitan más», añade. En definitiva, un cúmulo de circunstancias que ha llevado al Ministerio de Sanidad aclarar que los centros dentales solo atenderán urgencias. Pero, ¿qué se considera una urgencia? Estas son las únicas cuatro circunstancias, decretadas por el Consejo General de Dentistas de España, por las que nuestro dentista abrirá las puertas de su consulta.

 

Una infección aguda de la boca

«Los síntomas de una infección suelen ser la inflamación, que puede tener exudado o no —es decir, que produzca secreciones como el pus—; un rubor en la zona, que se enrojece porque la sangre se concentra en ella para llevar las defensas y los vasos se dilatan (este mismo mecanismo hace que esté más caliente al tacto); dolor y fiebre son otros signos de una infección», indica el especialista.

 

Un dolor demasiado fuerte

Esta circunstancia «puede darse por distintos motivos, como una infección o una inflamación. Un analgésico puede reducir la molestia y un antiinflamatorio la hinchazón. En caso de que se tomen estos medicamentos y no haya una mejoría notable es cuando debemos llamar. Esto ocurre porque es probable que sea necesaria la toma de antibióticos, que deben ser recetados por un especialista, para paliar el problema».

 

La hemorragia es imparable

«No es que nos sangre un poco la boca al lavarnos los dientes o por una patología crónica como la gingivitis (una inflamación en las encías), sino un sangrado importante que no pare como el que se puede dar por un mordisco muy fuerte», aclara el experto, quien añade que «si nos hemos hecho un corte, lo primero que debemos hacer es ejercer presión. Esto nos lleva a hemostasia, es decir, a controlar y frenar el sangrado. Pero cuando el corte es muy profundo o existe algún tipo de dificultad para coagular (por ejemplo, por algún medicamento que se esté tomando) puede ser necesario algún punto de sutura».

 

Un traumatismo no puede esperar

«Nos referimos a un golpe en la cara —en la zona de la boca—, por el cual se nos hayan podido desplazar o romper los dientes, o haya un corte en el labio. En este caso debe tratarse de una fractura complicada, que es cuando el diente se quiebra hasta el punto del nervio y genera mucho dolor. Cuando no es complicada es cuando ocurre en el esmalte (la parte más externa), que no genera molestias, o en la zona de la dentina (una zona un poco más profunda situada antes de llegar al nervio), que puede producir sensibilidad que desaparecerá con el paso de los días. Solo si se prolonga varios días debemos llamar. En el caso de los cortes ocurre como con las hemorragias: deben ser muy profundos y que el sangrado no cese. Para evitar este tipo de situaciones también hay que hacer caso a la medida de quedarse en casa y estar lo más tranquilos posible, para no saturar los servicios sanitarios con otras urgencias que no sean el virus».

 

No olvides llamar antes de ir a la clínica

Si la fortuna no está de nuestro lado y nos toca alguna de las cuatro urgencias, tampoco podemos salir de casa y dirigirnos directamente a la consulta. Podría estar cerrada. «La clínica no tiene por qué estar abierta ni haber nadie trabajando en ese momento. Incluso hay algunos odontólogos que no nos atenderán porque quizá tienen más de 60, se han quedado sin EPI y esto implica un riesgo mayor». Así que lo primero que debemos hacer ante un problema dental es llamar y será el especialista quien determine si realmente se trata de una urgencia o no. «En el caso de que nuestro centro habitual esté cerrado, podemos ponernos en contacto con el Colegio de Odontólogos de la población en la que vivimos».

Durante esta llamada, los especialistas nos harán todo un cuestionario para darnos las indicaciones adecuadas. «Puede ocurrir que, además de comentarnos el problema dental, nos mencione síntomas como la tos, fiebre o pérdida de olfato y gusto. En este caso, le derivaríamos al número de contacto de atención por el coronavirus».

En caso de que nos concedan la cita, también habrá un protocolo de recepción en la consulta establecido por el Consejo General de Dentistas de España. En la medida de lo posible, solo estarán trabajando los dentistas, «no habrá ni recepcionistas ni auxiliares». Además, el paciente debe ir solo, a no ser que se trate de un menor de edad, que puede ir con una sola persona. Y todos deben frotarse bien las manos —durante al menos 20 segundos— con gel hidroalcoholico que se les proporcionará en la clínica.

Posteado en: Clinica M&M
La periodontitis y el cáncer de esófago
30 MAR 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Las bacterias causantes de la periodontitis también aumentan el riesgo de cáncer de esófago

La presencia de especies bacterianas ligadas al desarrollo de la periodontitis aumenta, y mucho, el riesgo de adenocarcinoma de esófago y de carcinoma epidermoide esofágico.

De acuerdo con los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2015 se diagnosticaron en nuestro país 2.358 nuevos casos de cáncer de esófago, en su gran mayoría en varones –hasta un 83,9% de los casos–. Un tipo de cáncer que, solo en 2014, fue responsable del deceso de 1.830 españoles. La razón para esta elevada mortalidad se explica por la ausencia de síntomas específicos durante las primeras fases de la enfermedad, lo que hace que el tumor se detecte, por lo general, cuando ya ha progresado y resulta mucho más difícil de curar. Tal es así que el porcentaje de pacientes que sobreviven a los cinco años de su diagnóstico es de tan solo un 15-25%. De ahí la importancia de adoptar hábitos de vida saludables, muy especialmente no abusar del alcohol y, sobre todo, no fumar, para prevenir su aparición. Y asimismo, de cuidar nuestra higiene bucodental. Y es que como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), la presencia en la cavidad oral de bacterias asociadas a la periodontitis aumenta, y mucho, el riesgo de desarrollo de cáncer de esófago.

Como explica Jiyoung Ahn, directora de esta investigación publicada en la revista « Cancer Research», «el cáncer esofágico es el octavo tipo de tumor más común y la sexta causa de muerte global por cualquier enfermedad oncológica. Un tipo de cáncer que se asocia a una elevada mortalidad, por lo que se requiere el establecimiento con urgencia de nuevas vías para su prevención, estratificación del riesgo y detección precoz».

 

Bacterias ‘buenas’ y ‘malas’

Numerosos estudios han confirmado la existencia de una relación entre la periodontitis –la consabida ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como ‘piorrea’– y el desarrollo de distintos tipos de cáncer, caso de los tumores de cabeza y cuello. Así, el objetivo de la nueva investigación fue evaluar si las bacterias causantes de esta periodontitis también aumentan el riesgo de aparición de los dos tipos principales de cáncer esofágico: el adenocarcinoma de esófago y el carcinoma escamoso –o epidermoide’– esofágico.

Para llevar a cabo el estudio, los autores siguieron durante una década la evolución de más de 122.000 adultos a los que se habían tomado muestras de la cavidad oral con motivo de su participación en dos grandes ensayos clínicos sobre cáncer –el Estudio de Cribado del Cáncer de Próstata, Pulmón, Colorrectal y Ovario del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI), y la Cohorte de Nutrición del Estudio de Prevención del Cáncer II de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS).

El conocimiento del papel del microbioma oral podría conllevar al desarrollo de estrategias para la prevención y la detección precoz del cáncer de esófago

Concluidos los 10 años de seguimiento, 106 participantes desarrollaron cáncer de esófago. Así, lo que hicieron los autores fue utilizar técnicas de secuenciación del ADN para determinar la composición de la flora bacteriana de la cavidad oral de los pacientes con el tumor y compararla con la de individuos sanos que no habían desarrollado la enfermedad –el consabido ‘grupo control’.

Los resultados mostraron un mayor riesgo de cáncer esofágico asociado a la presencia de ciertas especies bacterianas responsables de la aparición de la periodontitis. Por ejemplo, y mientras que la bacteria ‘Porphyromonas gingivalis’ se asoció a una mayor probabilidad de aparición de carcinoma escamoso esofágico, tener unos niveles elevados de la bacteria ‘Tannerella forsythia’ conllevó un incremento de hasta un 21% en el riesgo de desarrollo de adenocarcinoma de esófago.

Pero, y por lo menos en lo que se refiere a este tipo de tumor, ¿no hay ninguna bacteria ‘buena’? Pues sí. Los resultados también mostraron que la presencia de algunas pocas bacterias en el microbioma oral se asoció a un menor riesgo de cáncer de esófago. Es el caso, muy especialmente, de ciertas especies del género ‘Neisseria’, que parecen reducir la probabilidad de padecer adenocarcinoma de esófago.

Como indica la directora de la investigación, «nuestro trabajo muestra que un mayor conocimiento del papel del microbioma oral podría conllevar al desarrollo de estrategias para prevenir el cáncer de esófago o, cuando menos, detectarlo de forma más temprana. Así, el próximo paso será verificar si estas bacterias pueden ser empleadas como biomarcadores para predecir el riesgo de esta enfermedad».

 

Hay que cepillarse los dientes

En definitiva, y con objeto de prevenir no ya la aparición de periodontitis, sino de enfermedades mucho ‘más graves’ como el cáncer de esófago, debe prestarse una especial atención al cuidado de nuestra salud bucodental.

Como concluye Jiyoung Ahn, «nuestro estudio confirma que una buena salud oral, incluido el cepillado regular de los dientes y las visitas al dentista, es importante para protegernos frente a la periodontitis y a la creciente lista de enfermedades asociadas a la misma».

Posteado en: Clinica M&M
¿Por qué sistema de ortodoncia debo decidirme?
20 MAR 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Elige tu sistema de ortodoncia

La Ortodoncia es el área de la Odontología que se encarga de corregir problemas estructurales de la cavidad oral y los dientes, y es el tratamiento más práctico para conseguir una boca estética, funcional y sana.

Los resultados de los tratamientos de Ortodoncia no solo mejoran la imagen y autoestima del paciente, sino que también pueden eliminar patologías asociadas a los problemas de maloclusión y apiñamiento de los dientes, como las migrañas o el dolor de mandíbula.

En nuestra clínica dental en Valladolid utilizamos los sistemas de Ortodoncia más avanzados para asegurarnos de que elegimos el más adecuado en cada uno de los casos. La elección de un sistema u otro no solo depende de la edad del paciente, sino, sobre todo, del estado de la cavidad oral, del grado de malposición y/o maloclusión y de las preferencias estéticas.

 

Brackets metálicos

Es el sistema de Ortodoncia más utilizado, sobre todo en niños y adolescentes, aunque pueden aplicarse igualmente en adultos. Están compuestos por tres partes (arco, ligadura y brackets) que se fabrican con una resistente aleación de acero inoxidable y níquel.

Los brackets metálicos son un sistema de aparatología fija que, gracias a los últimos avances, son cada vez más pequeños y discretos.

 

Brackets estéticos de cristal de zafiro

El cristal de zafiro es un material que presenta múltiples cualidades: es transparente, resistente y se mantiene siempre inalterable. Además, los arcos, las ligaduras y las gomas que se utilizan en este sistema son de cerámica blanca en lugar de metálicos. Esto hace que todos los elementos de este tratamiento fijo altamente estético se mimeticen con el esmalte del diente y ofrezcan un resultado muy discreto.

 

Ortodoncia invisible Invisalign

A diferencia de los brackets metálicos o estéticos, el sistema Invisalign utiliza unos alineadores transparentes extraíbles que aportan la máxima comodidad e invisibilidad al tratamiento.

Con Invisalign, el paciente puede comer lo que quiera y cepillarse los dientes a fondo sin dificultad, porque los alineadores pueden quitarse para comer y realizar la higiene oral habitual con facilidad.

Estas férulas se fabrican con material termoplástico desarrollado en exclusiva por Invisalign. Al no llevar metal no causan erosiones en la mucosa de la boca durante el tratamiento.

Si tienes dudas sobre el sistema de Ortodoncia más adecuado para tu caso, el equipo de Clínica Dental M&M te asesoraremos con detalle sobre los pros y contras de cada uno de ellos.

Posteado en: Clinica M&M
Cepillo eléctrico o manual: ¿cuál es el mejor?
19 FEB 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Estudios defienden que el manual está recomendado para niños
Los dentistas suelen recomendar el cepillo eléctrico a las personas con ortodoncia
Ambos ofrecen una buena limpieza bucodental

La variedad de cepillos de dientes con la que nos podemos encontrar puede hacer que nos surjan dudas sobre qué tipo es el mejor para nosotros. Entre ellos destaca el cepillo eléctrico o manual, son muy diferentes entre sí. Aunque ambos cuentan con unas características que garantizan un cepillado eficaz, existen momentos específicos en los que será mejor optar por uno u otro.

Según algunos estudios, es conveniente elegir un cepillo manual cuando este va a ser utilizado por niños. Estos cepillos cuentan con un tamaño adecuado y bordes protectores que evitan que se produzcan lesiones. Además, siempre deben elegirse cepillos con cerdas muy suaves para evitar que los más pequeños se hagan daño, sobre todo en las encías.

Un aspecto positivo del cepillo manual cuando es utilizado por adultos es que permite una limpieza rápida y completa de toda la boca. No obstante, debido a que no es capaz de alcanzar los espacios interdentales, tal y como indica el Colegio Oficial de Dentistas, es indispensable combinar el uso del cepillo con seda dental. Un consejo que también se aplica a los eléctricos.

Tanto el manual como el eléctrico cumplen la misma función, sin embargo, este último fue creado en sus inicios para las personas que sufren algún tipo de limitación motora ya que permite una limpieza bucal eficaz y una limpieza correcta que no sería posible si se utilizase uno manual.

El cepillo eléctrico también suele ser recomendado por los dentistas para aquellas personas que tengan ortodoncia. En estos casos, los restos de comida pueden quedar atrapados entre los brackets y ser difíciles de eliminar mediante un cepillado manual. Como el cabezal de un cepillo eléctrico es mucho más pequeño y gira, permite una limpieza mucho más eficaz cuando se lleva aparatos en los dientes. No obstante, a pesar de la idea inicial por la que el cepillo eléctrico se creó, muchas personas lo utilizan en lugar de optar por manual. La rotación del cabezal, así como su tamaño, permite una mejor limpieza de cada diente. Sin embargo, frente a un cepillo manual, el tiempo que hay que dedicarle a la limpieza bucal es mucho mayor. Además funcionan con pilas o baterías, por lo que es necesario recargarlas.

Por lo general, los especialistas recomiendan un mínimo de 2 minutos para dedicarle a la limpieza bucodental. Esto, claro está, no solo incluye el cepillado con estos instrumentos, sino que hay que sumarle la seda, el enjuague bucal y, también, el uso de cepillos interdentales que ayudan a conseguir una limpieza mucho más profunda de los dientes.

Con todos estos datos, tanto un cepillo eléctrico como uno manual ofrecen una buena limpieza de los dientes, aunque tenga que combinarse con otros elementos. La preferencia por uno o por otro dependerá de nuestros gustos y de lo cómodo que nos resulte utilizar cada cepillo.

Para concluir, a pesar de que ambos tipos de cepillos sean eficaces, no olvidemos que en casos específicos sí es necesario elegir un tipo u otro. Recordemos que para los niños es preferible utilizar cepillos manuales y para personas que tengan limitaciones motoras u ortodoncia, lo ideal son los cepillos eléctricos. Fuera de esto, la elección ya depende de nosotros.

Posteado en: Clinica M&M
¿Conoces las causas más comunes de un diastema?
4 FEB 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

El diastema tiende a corregirse con el paso del tiempo de forma natural

Se conoce al diastema como un pequeño espacio entre dos piezas dentales. Normalmente esta separación es más frecuente entre los incisivos centrales superiores (comúnmente denominado “paletas”), aunque esta alteración puede darse entre cualquier par de dientes.

Este rasgo tan característico es habitual encontrarlo en la sonrisa de los más pequeños. El diastema tiende a corregirse con el paso del tiempo de forma natural, cuando los niños cambian sus dientes de leche por la dentición definitiva.

Aunque las causas de esta alteración estética son numerosas, te ofrecemos las más comunes:

Cuando nuestra dentición tiene el frenillo labial superior demasiado fibroso, éste crece de forma anómala y es más grande de lo habitual. Esta membrana mucosa, que conecta el labio superior con la encía, baja hasta los dos incisivos centrales superiores creando la separación entre ellos.

El diastema también puede aparecer por interponer o empujar la lengua contra los dientes. Este acto (en algunos casos involuntario) puede deberse a un simple hábito o porque la lengua sea demasiado grande (macroglosia). Aunque a priori este gesto parezca inofensivo, es mucho más peligroso de lo que pensamos, dado que si se empieza a realizar cuando somos niños y lo mantenemos hasta la edad adulta, progresivamente se va abriendo el espacio entre los dientes.

Otra de las causas que generan la aparición de un diastema en los dientes se debe a que el hueso maxilar ha crecido mucho y es demasiado amplio para los dientes. Esta desproporción hace que los dientes no lleguen a ocupar todo el ancho del hueso, produciendo los espacios.

Pese a que las separaciones entre los dientes no presentan ningún problema directo para la salud bucodental, cada vez son más los pacientes que acuden a nuestro centro interesados en eliminar este espacio interdental.

Los tratamientos más demandados y que, por lo tanto, realizamos en nuestra clínica, son tres: utilización de composite, las carillas de porcelana y tratamiento de ortodoncia.

Si existe un espacio excesivo entre tus piezas dentales y quieres eliminarlo, acude a Clínica Dental M&M. Nuestro equipo de odontólogos de confianza evaluará sin compromiso tu alteración interdental y te indicará cuál es el método más adecuado para corregirlo.

Posteado en: Clinica M&M
Los dentífricos son insuficientes para prevenir o aliviar la sensibilidad dental
20 ENE 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

Publicado un estudio en el que ninguno de los dentífricos comercializados con propiedades ‘antierosivas y desensibilizantes’ fue capaz de prevenir la erosión del esmalte

Cada vez es mayor el número de adultos que padecen hipersensibilidad dentinaria o ‘sensibilidad dental’, esto es, episodios de dolor dental agudo y transitorio provocados por la exposición de la dentina –material mineral que, comúnmente conocido como ‘marfil’, se sitúa entre el esmalte y la pulpa– a ‘estímulos’ externos, como sería el tomar una bebida fría. De hecho, se estima que en torno a un 15% de los adultos de nuestro país ya padece este tipo de hipersensibilidad, lo que explica que en las últimas dos décadas hayan aparecido en el mercado multitud de pastas de dientes capaces de prevenir estos episodios de dolor. O así lo asegura su publicidad. Pero, ¿realmente funcionan? Pues según los resultados de un estudio internacional dirigido por investigadores de la Universidad de Berna (Suiza), no.

Según explica directora de esta investigación publicada en la revista « Scientific Reports», «los estudios han demostrado que la dentina debe estar expuesta con los túbulos dentinales abiertos para que haya hipersensibilidad, y la erosión es una de las causas de esta exposición de la dentina. Esa es la razón por la que hemos analizado los dentífricos que afirman ser antierosivos y desensibilizantes».

 

Dentífricos al rescate

La hipersensibilidad dental se produce en la mayoría de los casos por la erosión o abrasión del esmalte que cubre los dientes. Y es que una vez dañado este esmalte, la dentina queda ‘expuesta’ a los estímulos externos. Pero, ¿cuál es la razón por la que se deteriora el esmalte? Pues como indica el estudio, «la erosión dental es multifactorial. Tiene que ver con el cepillado pero, sobre todo, con la dieta. Y es que los alimentos y bebidas son cada vez más ácidos».

Por tanto, un posible remedio para esta hipersensibilidad sería el uso de dentífricos capaces de proteger el esmalte y de desensibilizar el nervio de la ‘raíz’ o pulpa del diente. Así que lo que hicieron los autores fue coger ocho dentífricos antierosivos y/o desensibilizantes que se comercializan en la Unión Europea y analizaron si, efectivamente y tal y como rezan los anuncios, pueden evitar el dolor dental.

Ninguno de los dentífricos evaluados fue capaz de prevenir la erosión dental o la hipersensibilidad de la dentina

Los autores utilizaron premolares humanos ‘donados’ para la investigación científica, saliva artificial y una máquina de cepillado automático. Y lo que hicieron fue simular durante cinco días el efecto del cepillado diario con cada uno de los dentífricos sobre el esmalte dental. Pero aún hay más. Además de la pasta de dientes, los autores también añadieron una solución ácida. Y con objeto de contar con un ‘grupo control’, recurrieron a un noveno dentífrico al que la publicidad no atribuía ninguna propiedad antierosiva ni desensibilizante.

Sin embargo, el estudio no acabó aquí. Además de calcular la pérdida de esmalte durante el cepillado, los autores también midieron el pH y los niveles de calcio, fosfato y flúor de cada uno de los nueve dentífricos, así como su contenido en partículas abrasivas y su humectabilidad –esto es, la facilidad con la que la mezcla entre la pasta de dientes y la saliva se extiende sobre la superficie dental.

 

Hay que seguir investigando

Los resultados mostraron que los nueve dentífricos evaluados provocaron el deterioro progresivo del esmalte dental durante los cinco días de cepillado. O lo que es lo mismo, que ninguno presentó el efecto antiabrasivo prometido en los anuncios.

Como refiere la directora de la investigación, «ningún dentífrico fue mejor que los demás. Es cierto que algunas pastas de dientes causaron una menor pérdida de superficie, pero todos mostraron un efecto similar al del dentífrico ‘control’. Por tanto, y si bien hubo algunas diferencias numéricas, todos fueron similares desde un punto de vista estadístico».

En definitiva, como concluyen los autores, «los dentífricos evaluados en nuestro trabajo cumplen una función, pero debería ser utilizados como un complemento, no como un tratamiento para la sensibilidad dental. Para ello, se requieren tres factores: un tratamiento prescrito por un dentista; el uso de una pasta de dientes adecuada; y un cambio en el estilo de vida, especialmente de la dieta».

Así, parece que los dentífricos no son la solución, por lo que la investigación sigue su curso. «Dado que ninguno de los productos evaluados fue capaz de prevenir la erosión dental o la hipersensibilidad de la dentina, estamos llevando a cabo otros estudios relacionados con la dentina para encontrar otras posibles alternativas».

Posteado en: Clinica M&M
Cómo prevenir, detectar y tratar la gingivitis
10 ENE 2020 0
Clínica M&M te aconseja por tu salud dental

 

La gingivitis es la enfermedad periodontal más frecuente, ya que afecta a prácticamente el 100% de la población en algún momento de su vida.

Las enfermedades periodontales afectan a 8 de cada 10 adultos españoles. Entre ellas es especialmente frecuente la gingivitis, que sin embargo se puede identificar, prevenir y tratar de una forma muy sencilla.

Se trata de un grupo de trastornos que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen los dientes. Se producen principalmente por acción de las bacterias que se acumulan sobre los dientes, encías, restauraciones…, formando una fina capa conocida como placa dental o biofilm dental. En el caso de que la infección producida por estas bacterias afecte sólo a la encía, causan un proceso inflamatorio «reversible» denominado gingivitis. Pero si la infección se mantiene mucho tiempo y/o se asocia a otros factores de riesgo, puede progresar (en aquellas personas más predispuestas) a periodontitis.

Esta es una infección más profunda en la que se produce una destrucción del hueso que sujeta al diente, un proceso irreversible que además puede elevar el riesgo de aparición e influir en la evolución de otras enfermedades sistémicas (al afectar a otras partes del cuerpo situadas fuera de la cavidad oral). Por eso, según subraya la Dra. Regina Izquierdo, periodoncista y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), «es fundamental prevenir la gingivitis o, en caso contrario, detectarla y tratarla lo antes posible».

La gingivitis es la enfermedad periodontal más frecuente, afectando a prácticamente el 100% de la población en algún momento de su vida. Es por ello, según reconoce Izquierdo, «que habitualmente no se le concede demasiada importancia, además de por el hecho de que no suele producir molestias ni dolor».

Un signo de alarma que puede advertir sobre la presencia de este trastorno es el sangrado de las encías. Y es que, como recuerda Regina Izquierdo, «una encía sana no debe sangrar y, si lo hace, es porque algo no va bien».

La mayoría de los pacientes atribuye el sangrado al hecho de cepillarse con un determinado tipo de cepillo (más duro) o a la técnica empleada (con mayor fuerza), sin saber que la causa del sangrado es una enfermedad de sus encías y que debe ser tratada. «El sangrado de las encías es un signo de inflamación y de enfermedad», sentencia la representante de SEPA.

 

El sangrado de las encías es un signo de inflamación y de enfermedad

Si tenemos gingivitis, la encía parecerá enrojecida (y no rosa), hinchada, brillante (perdiendo el punteado con aspecto de piel de naranja que caracteriza a la encía sana) y que sangra al cepillarse, al morder ciertos alimentos o incluso de manera espontánea (por la noche, mientras dormimos al mezclarse con la saliva llegando a manchar la almohada de la cama). Estos cambios suceden como consecuencia del aumento de la vascularización en la zona, si bien no se producen siempre en todos los pacientes.

En este aspecto hay que hacer especial hincapié en el hecho de que si se es fumador estos signos suelen no ser tan evidentes, puesto que por efecto del tabaco la gingivitis queda camuflada, lo que dificulta su detección precoz. Así pues, dado que este hábito nocivo triplica el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, « si eres fumador piensa que con una simple visita al dentista será suficiente para detectar la presencia de niveles inadecuados de placa bacteriana e inflamación gingival», aconseja la Dra. Izquierdo.

La Sociedad Española de Periodoncia cuenta con un autotest de salud gingival que, en tan solo un par de minutos, puede servir para que el ciudadano pueda intuir si una persona tiene gingivitis.

 

Grupos de mayor riesgo

La gingivitis, en sus distintos grados de severidad, es prácticamente universal en los niños (alcanza cifras del 70% en niños de 7 años) y adolescentes (se eleva hasta el 90% a los 10 años). Aunque estos trastornos de las encías en los niños no suelen adquirir un perfil grave, se considera esencial su diagnóstico a edades tempranas para empezar a inculcar desde la infancia buenos hábitos de higiene y evitar una posible progresión de la enfermedad de las encías con el tiempo.

El sexo femenino es especialmente susceptible a esta enfermedad de las encías debido a los cambios hormonales que sufre a lo largo de su vida

Aunque la gingivitis afecta también a un gran número de adultos, en el caso de la mujer tiene unas consecuencias particulares. El sexo femenino es especialmente susceptible a esta enfermedad de las encías debido a los cambios hormonales que sufre a lo largo de su vida (pubertad, embarazo, toma de anticonceptivos así como en la menopausia); estos cambios hormonales favorecen una respuesta inflamatoria exagerada frente a la acción de las bacterias. Esto es especialmente trascendente por las posibles repercusiones de una infección periodontal en el embarazo.

 

¿Se puede prevenir la gingivitis?

Sí, de forma muy sencilla. La base de la prevención es la realización de una adecuada higiene dental diaria, idealmente bajo un adecuado asesoramiento y siguiendo recomendaciones específicas para cada persona. Una vez que ha aparecido la enfermedad, pueden ser necesarios tratamientos específicos en la consulta dental con el fin de eliminar las bacterias que se depositan en la cavidad oral, así como crear las condiciones adecuadas para que éstas no se acumulen en exceso y para que la enfermedad de las encías se pueda mantener controlada a largo plazo.

 

Cuidados básicos

Como cuidados básicos que se deben seguir para evitar que aparezca una enfermedad de las encías y asegurar el mantenimiento de una óptima salud bucodental, se aconseja aplicar la conocida como «Regla del 2». Para conseguir una higiene bucodental adecuada es preciso cepillarse dientes y encías durante unos 2 minutos, al menos 2 veces al día, y con visitas periódicas de revisión y mantenimiento en la clínica dental al menos 2 veces al año.

Posteado en: Clinica M&M

 

Ver más blogs

 

 

0 Comentarios
  • Responder Nombre   Fecha, Hace 0 Minutos

    Comentario

Deja un comentario

Aviso Legal               Copyright © 2020   •   Clinica M&M   •   Reg. Sanit. 47-C251-0243          Boca Multimedia