Blog

Los Implantes Dentales
2 ABR 2017 0
Implantes dentales en Clinica MyM

El hecho de que una persona pierda uno o varios de sus dientes ya no supone un problema especialmente grave, ya que existen diversos tratamientos en el mercado para restituir el diente o dientes perdidos. Queremos hacer hincapie en el que posiblemente sea el tratamiento, para recuperar dientes, más seguro y fiable en el mercado de la odontología actualmente: Los Implantes Dentales.

 

¿Qué es el Implante Dental?

En simples palabras, es un pequeño tornillo fabricado con titanio que se introduce en la encía hasta fijarlo en el hueso maxilar en el lugar dónde se ha producido la pérdida del diente. Este implante va a realizar la misma función que realiza la raíz natural del diente.

Los implantes dentales son capaces de proporcionar una gran estabilidad y seguridad a las prótesis que se vayan a colocar en ellos para sustituir a los dientes perdidos, ya sean coronas dentales, puentes dentales o dentaduras completas.

 

¿Cómo se ponen los Implantes Dentales?

El procedimiento de colocación de los implantes dentales consta de varias fases:

Fase preliminar:

El primer paso es elaborar un diagnóstico del estado de salud de la boca del paciente. Algunas enfermedades que afectan al metabolismo del hueso, así como el consumo de tabaco y la deficiente higiene bucal son factores contraindicados para la colocación de implantes dentales.

Una vez valorada la situación del paciente por parte del dentista, se le facilitarán los datos e información relativos a la intervención mediante implantes dentales.

Se llevarán a cabo radiografías para analizar de forma precisa el estado de las raíces dentales y hueso maxilar. Después de esto se explicará al paciente en qué va a consistir el procedimiento y cómo se van a colocar los implantes en su dentadura.

Fase quirúrgica:

El procedimiento de colocación de un implante dental no suele durar más de 15 minutos aproximadamente. El dentista aplica anestesia local en la zona a tratar. Posteriormente se realiza un pequeño fresado en la zona para preparar el lecho dónde se fijará el implante, y para finalizar se colocará el implante dental.

Como vemos, se trata de una cirugía muy simple, en la que el paciente no siente dolor alguno, más allá de la sensación de manipulación en la zona.

Esta fase concluye taponando el implante con la encía de manera que lo cubra del exterior y facilite la siguiente fase, a no ser que se trate de implantes de carga inmediata, en los que se colocarán prótesis provisionales sobre el implante en este mismo momento. De esta forma, el paciente podría salir de la clínica con sus nuevos dientes ya colocados (al menos de forma provisional) y mejor preparados para la siguiente fase.

Fase de reposo y cicatrización:

En esta fase los implantes dentales deben integrarse en el hueso de manera firme, lo que se conoce como proceso de osteointegración. Tras este proceso, el implante prácticamente formará parte del hueso y podrá resistir las cargas oclusivas a las que se vea sometido con total seguridad.

La osteointegración puede durar hasta 2 y 3 meses en el hueso mandibular, y hasta 4 y 5 meses en el maxilar superior. Este periodo dependerá de algunos factores como el estado del hueso en el que se haya integrado y la calidad del proceso de implantación. Aun así, el cirujano puede acortar estos periodos realizando un proceso de modelación de la encía que rodea al implante dental. Tras este proceso, que generalmente tiene una cicatrización de entre 1 y 2 semanas, se da por concluido el proceso quirúrgico.

Fase de colocación de las prótesis:

Esta es la fase final del procedimiento de restauración del diente o dientes perdidos. Básicamente, consiste en la toma de medidas de la dentadura del paciente mediante moldes que se enviarán al laboratorio dental para que procedan a la fabricación de las prótesis a colocar, es decir, los nuevos dientes. Una vez fabricadas las prótesis definitivas, éstas se fijan al implante y se concluye el tratamiento.

 

Implantes dentales en Clinica MyM

Mantenimiento de los Implantes Dentales:

No se requieren unas medidas especiales más allá de nuestras recomendaciones para mantener una buena higiene y salud bucal para las carillas dentales. Lo más importante es seguir las indicaciones del dentista y realizar visitas periódicas a la nuestra clínica, al menos una vez al año, para comprobar el estado del implante o implantes y valorar si es necesario realizar una limpieza dental.

 

Posibles problemas de los Implantes Dentales:

Una vez colocados los implantes dentales en la boca del paciente es posible encontrar algunas complicaciones, entre ellas las más importantes son:

Desintegración ósea: Este problema se da cuando la osteointegración conseguida tras su colocación no tiene una resistencia suficiente en relación fuerzas que debe soportar en la oclusión. Esta situación provoca complicaciones, puesto que el implante puede moverse y provocar molestias.

Fractura o rotura del implante dental: Este problema puede provocarse tras la aplicación de una fuerza oclusal demasiado grande que supera la resistencia del implante, provocando su fractura.

Periimplantitis: Se trata de una inflamación similar a la periodontitis, provocada por una pérdida de hueso en la zona del implante dental tras una acumulación de placa bacteriana. La periimplantitis es la complicación más habitual de los implantes dentales.

Dicho todo esto, lo más habitual es que no existan complicaciones y si se siguen las indicaciones de cuidado del dentista es muy poco probable que aparezcan estos problemas.

 

Implantes dentales en Clinica MyM

Tipos

Entre las prótesis utilizadas podemos encontrar:

Prótesis de carga inmediata: Son las prótesis provisionales que se colocan en el mismo día que los implantes dentales, a la espera de que termine el proceso de osteointegración y se puedan colocar las prótesis definitivas.

Coronas dentales: Dependiendo del material con el que estén fabricadas tienen un precio u otro.

Puentes dentales: Son una unión de varias coronas dentales, por lo que su precio dependerá del número de coronas que conformen el puente dental. Además, es posible que para colocar el puente dental sea necesario realizar más de un implante lo que también aumenta el precio.

Dentadura completa: Por último, para colocar una prótesis dental completa, ser necesario realizar entre 6 y 8 implantes dentales por maxilar (el superior o el inferior), a lo que hay que añadir la propia dentadura postiza. En este caso las dentaduras suelen tener un precio fijo en función del material con el que estén fabricadas. En cuanto a las prótesis definitivas de dentaduras completas (por arcada) podemos encontrarlas de 3 materiales diferentes: Metal-composite, con un precio mas bajo. Metal-porcelana, con un precio intermedio y Zirconio (o circonio) con un precio superior. Para elegir el tipo de prótesis más adecuado a tu situación y necesidades deberías contar con la opinión de nuestros expertos sobre los diferentes tratamientos y sus resultados.

 

Posteado en: Clinica M&M
Mantenimiento dental que debemos hacer
14 MAR 2017 0
Consejos para el cuidado dental Clinica MyM

Consejos para una buena higiene bucal:

 

CEPÍLLATE ADECUADAMENTE

Cepíllate lentamente con movimientos cortos, suaves y elípticos, prestando atención a las encías, los dientes posteriores (de difícil acceso) y las zonas que rodean las coronas de los dientes y empastes. Puedes combinar esta técnica con la inclinación de las cerdas del cepillo en un ángulo de 45º (esto asegura que se limpie la zona que esta por debajo de la encía) contactando tanto con la superficie dentaria como con el borde de las encías, asimismo continúa con movimientos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. A nivel de la superficie de mordida usa un movimiento de frotado suave hacia atrás y adelante. No olvides cepillar la lengua de atrás hacia adelante para mover las bacterias productoras de mal olor.

 

CEPÍLLATE LOS DIENTES COMO MÍNIMO DOS VECES AL DÍA

Acostúmbrate a cepillarte los dientes después de cada comida. Mínimo por la mañana y por la noche.

 

USA CEPILLO ELÉCTRICO

Realiza el cepillado con los movimientos que ofrece el cepillo, el sólo te guiara.

 

RENUEVA EL CEPILLO CADA 3 MESES

Cambia de cepillo cada trimestre para evitar enfermedades periodontales.

 

USA EL HILO DENTAL

La limpieza con hilo dental previene la formación de caries interdentales y elimina la acumulación de placa bacteriana.

 

ACLÁRATE CON UN COLUTORIO

Los colutorios reducen el volumen de la placa y evita patologías e infecciones.

 

ACUDE AL DENTISTA DOS VECES AL AÑO

La opinión de un profesional es muy importante a la hora de evaluar el estado de salud de tu boca.

 

MASTICA CHICLE SIN AZUCAR

Los chicles sin azúcar ayudan a evitar la caries dental al sacar de entre los dientes las bacterias. Además facilitan la producción de saliva, que contiene calcio y fosfato.

 

UNA LIMPIEZA AL AÑO

Acude a hacerte, como mínimo, UNA LIMPIEZA AL AÑO. Una limpieza más profunda permitirá al eliminación de manchas (por té, café o tabaco) y de sarro en tus dientes y con ello podrás prevenir enfermedades periodontales que ocasionan movilidad y perdida de la pieza dental.

 

Posteado en: Clinica M&M
Los 10 problemas dentales más frecuentes en las personas mayores
27 FEB 2017 0
Clinica MyM con las personas mayores

Dientes oscurecidos

El color de nuestros dientes viene dado por la dentina. Esta nunca es blanca, sino que se acerca más al color marfil. Se considera el segundo tejido más duro del cuerpo y constituye el mayor volumen del diente. Por así decirlo, es el esqueleto de los dientes. Está formada por elementos inorgánicos y orgánicos por lo que tiende a envejecer y oscurecerse. Si, además del proceso biológico normal, le sumamos costumbres como fumar, cuando vayas cumpliendo años te darás cuenta que te tus dientes son más amarillos de lo habitual.

Boca seca

Esta patología, también conocida como xerostomía, suele estar asociada a la toma prolongada de medicamentos lo que acaba reduciendo el flujo de saliva. Además, trae aparejado un riesgo mayor de sufrir caries ya que la saliva tiene una función protectora y limpiadora para nuestros dientes. Los síntomas más habituales son boca seca y pegajosa, sequedad labial, sensación de ardor en la boca y lengua áspera.

Pérdida de dientes

Afortunadamente cada vez lo vemos menos, pero hasta hace unos años era muy habitual ver a personas mayores con falta de arcadas completas o incluso sin ningún diente. En Odontología se habla de edulentos parciales o totales. Aún así, cuesta hacer entender que conservar toda la dentadura es sinónimo de calidad de vida e, incluso, de mayor esperanza de vida. Al menos eso es lo que se desprende de una investigación llevaba a cabo por un equipo de investigación del Hospital Universitario de Uppsala (Finlandia) y publicado en la revista European Journal of Preventive Cardiology. Según los resultados del estudio, cada pieza dental perdida aumenta el riesgo de sufrir un infarto o un ictus, así como de fallecer, no ya solo por una enfermedad cardiovascular, sino por cualquier causa.

Caries radicular

Otro de los procesos naturales que se desencadenan en nuestra boca es la progresiva pérdida o encogimiento de la encía. Esto hace que con los años partes de la raíz del diente queden más expuestas por lo que el riesgo de tener caries radicular aumente. La mejor solución pasa por no abandonar nuestros hábitos de limpieza cuando nos hacemos mayores y seguir visitando una vez al año al dentista. Lo decimos porque hay personas mayores que pierden movilidad o que viven solas y acaban descuidando su dentadura.

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es otra de las patologías que pueden aparecer o agravarse con la edad ya que, como te explicábamos en el punto anterior, las encías tienden a retraerse y quedan al descubierto parte de la raíz y de las múltiples terminaciones nerviosas que tenemos en los dientes. Eso hace que tengamos esa desagradable molestia con alimentos fríos, calientes, dulces y ácidos. Una pasta dental específica y algunos tratamientos pueden aliviar los síntomas.

Enfermedad periodontal

Suele ser consecuencia directa de la falta de cuidados dentales, pero también de enfermedades o complicaciones que se cronifican con la edad. Por ejemplo, las personas mayores con diabetes o un problema cardiovascular tienen más tendencia a sufrir periodontitis. Si a eso le añadimos, por ejemplo, falta de movilidad o ancianos que viven solos, es muy probable que las patologías en la boca se multipliquen.

Pérdida del sentido del gusto

Está demostrado que con la edad perdemos agudeza en todos nuestros sentidos. El del gusto no es una excepción. No solo ocurre que el número de papilas gustativas disminuye con la edad, sino que cada papila gustativa que queda también comienza a encogerse. La sensibilidad a los sabores dulce, amargo, ácido, salado y umami comienza a verse mermada a partir de los 60 años. Además, el hecho de que la boca también produzca menos saliva puede afectar el sentido del gusto.

Dificultad para masticar

La falta de piezas dentales hace que la dentadura no funcione como lo que es, un engranaje perfecto para morder, deshacer y masticar la comida. Quizás cuando somos jóvenes no lo notamos, pero en la vejez deberemos hacer frente a que, al masticar ciertos alimentos, nos vamos a hacer daño en la encía que habrá perdido buena parte de su fuerza. Además, puede que comencemos a notar que los dientes sanos comienzan a moverse ya que no están sustentados por sus antagonistas ni por sus adyacentes.

Candidiasis oral

No tiene por qué presentar molestias y, por eso, muchas veces, la persona no es consciente de que tiene una candidiasis bucal. La solemos reconocer porque presenta la apariencia de puntos blanquecinos en lengua y boca, pero al raspar, hay tejido enrojecido que puede llegar a sangrar. En las personas mayores suele estar provocada por el uso de prótesis dental unida a una higiene deficiente o problemas más específicos como diabetes, síndrome de boca seca o toma prolongada de ciertos medicamentos.

Cambios en la mandíbula

También es otra de las cosas que cada vez vemos menos, pero si te fijas, las personas mayores que llevan con dentadura postiza muchos años o que directamente no se la han puesto nunca dan la impresión de tener toda la parte baja de la cara -especialmente la barbilla- adelantada. En general, con la edad perdemos masa ósea. En el caso de la boca, la consecuencia es que perdemos mandíbula. Por otra parte, el retraimiento de las encías hace que los labios pueden arrugarse y dar la impresión de que están replegados hacia la boca.

 

Posteado en: Clinica M&M
Tratamiento periodontal en pacientes geriátricos
24 FEB 2017 0
Clinica MyM con las personas mayores

El aumento de la severidad de la enfermedad periodontal en la tercera edad suele estar relacionado con una larga exposición de los tejidos a los microorganismos de la placa bacteriana. Todos los pacientes de cualquier edad , pueden beneficiarse de un tratamiento periodontal adecuado (terapéutico y de mantenimiento), donde lo más importante es catalogar bien a los pacientes.

Los estudios avalan que pueden tratarse con éxito en esta población, tanto la gingivitis como la periodontitis. Considerando por tanto, que la edad del paciente no contraindica los tratamientos periodontales.

El desbridamiento mecánico sin necesidad de recurrir a la cirugía podría considerarse como el tratamiento de elección y más predecible a largo plazo del anciano. Abordando tratamientos quirúrgicos complejos y poco predecibles sólo en casos totalmente justificados

 

Posteado en: Clinica M&M
¿Por qué a mi hijo le rechinan los dientes?
14 FEB 2017 0
Clinica MyM especialista en implantes dentales

El bruxismo es un fenómeno frecuente en la infancia y en la adolescencia. Estas son las causas y qué podemos hacer

Muchos padres y madres se despiertan durante la noche alertados por el ruido que produce el rechinar de los dientes de sus hijos durante el sueño. Se trata de bruxismo, conocido coloquialmente como “chirriar de dientes”, y se produce por la contracción excesiva de los maxilares que generan un ruido característico, que en raras ocasiones despierta al niño. A pesar de que es un trastorno que puede aparecer a cualquier edad, suele ser un fenómeno frecuente en la infancia, y que afecta a entre el 20% y el 30% de los niños españoles. Las causas asociadas al mismo apuntan a factores de carácter físico, psicológico o neurofisiológico. Actualmente, existen estudios que apuntan un incremento de este trastorno en edad infantil y adolescente, asociado a estados de ansiedad y estrés.

Hay que diferenciar dos grupos dependiendo de la edad a la que se presenta el trastorno. Por un lado, los pacientes en edad infantil (antes de la adolescencia), con dientes de leche presentes, en los que el bruxismo puede llegar a ser funcional, no una patología, a pesar de tener desgaste de los mismos. Y por otro lado, el paciente adolescente, que muestra ya cambios hormonales y que tiene la mayoría de los dientes definitivos presentes. En esta etapa, el bruxismo se expresa ya con dolores musculares, dolores de cabeza y alteraciones de la articulación mandibular en forma de chasquidos e incluso de bloqueos o dificultad de apertura de la mandíbula. En el primer grupo no hay diferencias de afectación entre sexos, en el segundo es claramente más frecuente en niñas.

El bruxismo afecta a entre el 20% y el 30% de los niños españoles

El bruxismo es una actividad involuntaria de la musculatura de la mandíbula. Durante la infancia se considera una forma natural de desarrollar la dentición y estimular la formación muscular y ósea de los huesos de la cara; un hábito de desarrollo que disminuye progresivamente al salir las muelas permanentes y dientes incisivos. Existe el bruxismo diurno que puede ser consciente o inconsciente; y el bruxismo nocturno, que es inconsciente y producido por la contracción rítmica, repetitiva y violenta de los maseteros. Normalmente, sucede en los primeros momentos del sueño y cesa cuando este es más profundo.

Una vez localizados estos elementos, es importante minimizarlos, evitarlos o disminuir el impacto (a veces es necesario recurrir a otros profesionales sanitarios como psiquiatras o psicólogos). Hay que tratar al paciente con analgésicos y relajantes musculares adecuados durante el tiempo que se considere oportuno (evitando las benzodiacepinas). Además, es conveniente aplicar calor para relajar la musculatura.

si hay alteraciones de la oclusión, la forma de morder, debe colocarse en la edad adecuada el tratamiento ortodóncico necesario. Hay que evitar la colocación precoz de férulas sobre todo cuando quedan aún dientes por salir. Especialmente, es contraindicado colocar una férula sin hacer todo lo que hemos dicho previamente de identificación de factores y tratamiento.

 

Posteado en: Clinica M&M
La periimplantitis
30 ENE 2017 0
Clinica MyM a la vanguardia de los implantes dentales

«La periimplantitis marcará el futuro del mercado dental»

Seis empresas de la industria odontológica debatieron sobre las necesidades y el futuro del sector de cara a los próximos años. Entre los temas analizados destacaron como máximas preocupaciones, el desarrollo de nuevos implantes para hacer frente a la enfermedad periodontal, lograr una mejor comunicación e integración de los equipos, regular la formación, así como hacer del reto digital una auténtica realidad.

 

Comienza un año más cargado de retos para los fabricantes y distribuidores del sector dental cuya principal finalidad será la de proporcionar la mejor solución posible a las necesidades presentes y futuras que la Odontología afronta en nuestro país. Un 2017 repleto de congresos y ferias de interés, con la IDS de Colonia en marzo y el Congreso de la Federación Dental Internacional (FDI) de Madrid a finales de agosto como fechas de singular relevancia para todos los agentes del sector.

Actualmente, en los congresos se habla de manera muy preocupante de esta enfermedad. Toda la industria está focalizada en buscar una solución, en encontrar nuevos tratamientos, técnicas y diseños de implantes que contribuyan a evitarla. De hecho, ha habido profesionales que han especulado que si no fuese por esta patología, la Implantología tendría techo. Entre otros motivos porque se envejece la población, los tratamientos implantológicos son de más calidad, duran más años sin mantenimiento y la gente joven tiene mejor salud oral, por lo que necesitan menos implantes. Pero en la actualidad hay un gran porcentaje de la población que sufre esta enfermedad periodontal asociada a la Implantología, lo que crea esta nueva situación que hace que se dinamice el mercado implantológico.

De hecho, los grandes profesionales que son referentes en los congresos hablan de casos complejos y estos siempre están asociados a la periimplantitis.

En el ámbito de las universidades también se habla de retirar implantes dentro de unos años debido a la periimplantitis. Se está haciendo un abuso masivo por parte de algunas casas comerciales que han entrado en España para hacer negocio, dejando a un lado la visión científica.

 

Formar e informar

 

En los últimos 15 años, evidentemente, el mercado ha dado un vuelco. Ahora los pacientes solicitan implantes. Hablamos de la influencia del marketing, pero ¿de qué tipo?, ¿qué tipo de publicidad se está haciendo en prensa y televisión? Además, también depende del profesional. Como en todos los ámbitos, hay profesionales excelentes y otros que tienen algunas carencias y la tarea de gran parte de la industria y de los fabricantes es responsabilizar, formar e informar, tanto al odontólogo como al protésico sobre los materiales que utiliza y cómo debe hacerlo para que su prótesis, su obturación o su implante sea todo un éxito. Es muy importante que, por parte de la industria, nos preocupemos mucho por la formación y la información.

Subyace la necesidad de formar. Todos los actores de este sector debemos mejorar la formación, pero hay responsables que deben regularla y exigir una capacitación del profesional para ejercer determinadas disciplinas. Quizá sea el momento de que se exija una formación mínima para que el acto implantológico solo lo pueda realizar el profesional que tiene una especialización que lo capacite para ello. Dejamos caer veladamente quejas sobre las redes de clínicas, las franquicias, la falta de ética, el marketing…, pero no nos olvidemos de que los verdaderos protagonistas son los profesionales que ponen los implantes. Ellos reciben una formación en un colectivo altamente cualificado que es el que regula dicha preparación y hay unos colegios profesionales que establecen las normas del juego.

Posteado en: Clinica M&M
Nueva tendencia sobre los dientes de leche
24 ENE 2017 0
Clinica MyM a la vanguardia de los implantes dentales

Por qué dentistas estadounidenses están recomendando extraer los dientes de leche antes de que se caigan.

Contienen células madre que pueden ser muy útiles en el futuro, siempre que las piezas dentales se conserven de forma adecuada.

 

Con la caída del primer diente de leche, es tradición para muchos niños recibir la visita del Ratoncito Pérez. Mientras ellos lucen el regalo y la sonrisa desdentada, los padres suelen guardar estos dientes como recuerdo de la infancia. Sin embargo, estas piezas pueden ser algo más: múltiples estudios afirman que en el interior de los dientes de leche se hallan células madre —con la capacidad de dividirse y convertirse en células especializadas para formar tejidos en diferentes partes del cuerpo— que podrían resultar útiles para una futura terapia celular y medicinal.

El doctor Songtao Shi, investigador del National Institute of Health (NIH, EE UU), publicó en 2003 un estudio confirmando la existencia de estas células en el interior (concretamente en un tejido llamado pulpa dental, recubierto por la dentina) de los dientes de leche. Con el tiempo, otras investigaciones han corroborado este descubrimiento, así como su capacidad para regenerar los tejidos de diversas partes del cuerpo como los propios dientes, los huesos, e incluso, recientemente, algunos trabajos apuntan que podrían transformarse en células cerebrales.

Eso sí, para que la pieza sea una fuente óptima de células madre, tiene que ser extraída por un dentista, ya que, «los dientes que contienen la mayor cantidad y calidad son los que mantienen un suministro de sangre hasta que son extirpados y procesados», según la compañía estadounidense de preservación de células madre National Dental Pulp Laboratory.

«La pulpa dental contiene células con un importante potencial de proliferación y de diferenciación, fundamentalmente en tejidos como hueso, cartílago y grasa», explica Felipe Prósper, director del Área de Terapia Celular en la Clínica Universitaria de Navarra. Paola Beltri, presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría añade: «Con técnicas específicas pueden ser inducidas para formar nuevas células de cualquier tejido de los que tienen su mismo origen: corazón, hueso, músculo…».

Tomás Abad Garrido, director general de Dencells Biomedical Institute, banco de pulpa dental y células madre dentales, asegura que, aunque ahora se están probando solo en estudios clínicos, las posibilidades de estos tejidos irá en aumento en los próximos años: «Existen muchos estudios y tratamientos en fase preclínica y clínica con éxitos en tratamientos de artrosis, ceguera, lupus, cardiología, diabetes, regeneración de piel, regeneración de hueso, dientes y tejidos periodontales». Entre esos estudios, uno publicado por la Unidad de Cardiorregeneración, del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia, en el que se detalla el uso de este tipo de tejidos en ratas para regenerar los daños provocados tras un infarto de miocardio. El futuro es esperanzador.

 

«No se guardan en una caja»

 

Para Abaud Garrido, es necesario saber que la conservación del diente forma parte crucial del proceso. Extraer células madre dentales es una opción que los padres deben plantearse con unos días de antelación y no cuando se caigan. Su recomendación es ponerse en contacto con el banco de células madre previamente. Estos les harán llegar un Biokit con todo lo necesario para introducir el diente —eso sí, inmediatamente después de que se caiga o extraiga— conservarlo y transportarlo en las condiciones adecuadas al laboratorio, donde las células se cultivarán y conservarán hasta que la persona las necesite para una terapia.

Pero no son solo los dientes de leche los candidatos a ser fuente de este tipo de células. También las muelas del jucio contienen en su pulpa una cantidad considerable, que han demostrado, entre otros beneficios, capacidad para regenerar las córneas dañadas.

Posteado en: Clinica M&M

 

Ver más blogs

 

 

0 Comentarios
  • Responder Nombre   Fecha, Hace 0 Minutos

    Comentario

Deja un comentario

Aviso Legal               Copyrights © 2016: Clinica M&M                 Boca Multimedia